Mi experiencia:
Con los profesores, no tuve ningún problema, esplicaban muy bien, unos mejor que otros pero respondían todas tus dudas perfectamente.
Respecto al temario, personalmente, me gustó todo un montón incluido la física. En lo que sí encontraba pegas era llevar una coherencia en el tema de la anatomía con respecto las imágenes de resonancia, por ejemplo, a lo mejor llevábamos en anatomía los huesos de la columna, caderas, estremidades… y en imágenes de resonancia y tac estábamos viendo el cráneo con el líquido cefaloraquídeo, el mesencéfalo, polígono de willis… y demás. Me acuerdo que eso pasó en el primer trimestre y me lo memoricé no entendiendo que era cada cosa. Después, cuando vimos en anatomía el cráneo comprendí para qué servía cada parte.
Referente a los exámenes, me parecieron todos correctos en el sentido que no vi anomalía alguna, ni que fueran muy difíciles imposibles de comprender o hacer. Sin embargo sí que vi demasiadas oportunidades no solo para aprobar, sino para subir nota, eso era lo único que no me parecía bien. Qué tú fueras al día estudiando, pusieras todo de tí, que sacaras buena nota, y que otro que había suspendido tuviera no 1 sino x oportunidades para sacar no solo un 5 sino un 10. Referente al ambiente del centro respecto al personal de secretaría, trato, y amabilidad perfecto. Y por último, y creo que no me dejo nada más, las prácticas… hay que aguantarlas porque nunca van a ser perfectas y aunque haya hospitales que estén para coger a los de prácticas no significa que la gente con quien te toque quiera. No obstante, en mi opinión, se tendría que vigilar un poco más a los de prácticas, o tener simplemente un día al mes de reunión en el CESM para saber cómo vamos y aconsejarnos de si lo estamos haciendo mal, bien, regular…
En mi caso no vi a mi tutora.
Pero me quedo con lo bonito y bueno y no me arrepiento en absoluto de haber estudiado allí. Gracias.